Volver a libro

Antes de que las flores llegaran a marchitarse. Marta Areces

25,00 IVA incluido

No recuerdo cómo había sido la noche, me imagino que parecida a las últimas y a las pocas que nos quedaban. Aunque cansada, me levanté con cierta ilusión, tal vez ese podía ser un buen día… Después de los habituales rituales de aseo y desayuno, Alfredo me miró muy sereno y me dijo: “Vete a comprar un buen ramo de rosas y un perfume para tu madre”. A lo que contesté: “Hombre, Alfredo, digo yo que con una de las dos cosas será suficiente, ¿no?”. Serio, pero muy tranquilo, me dijo: “Haz lo que te digo, será lo último que le regale”. Me llegó de pronto todo el cansancio, el enfado, la frustración y la tristeza. Cumplí su encargo tragándome las lágrimas junto a mis palabras y toda la rabia que sentía. Él se fue antes de que las flores llegaran a marchitarse.

 

Características del libro:

-80 páginas, impresas a 3 tintas más barniz mate

-Tamaño 15×21 cm, encuadernado en tapa dura con lomo visto

-Tirada: 300 ejemplares

Precio 25 € (IVA incluido. Gastos de envío no incluídos)

 

 

 

SKU: Marta Areces Categoría: Etiquetas: , ,

Descripción

No recuerdo cómo había sido la noche, me imagino que parecida a las últimas y a las pocas que nos quedaban. Aunque cansada, me levanté con cierta ilusión, tal vez ese podía ser un buen día… Después de los habituales rituales de aseo y desayuno, Alfredo me miró muy sereno y me dijo: “Vete a comprar un buen ramo de rosas y un perfume para tu madre”. A lo que contesté: “Hombre, Alfredo, digo yo que con una de las dos cosas será suficiente, ¿no?”. Serio, pero muy tranquilo, me dijo: “Haz lo que te digo, será lo último que le regale”. Me llegó de pronto todo el cansancio, el enfado, la frustración y la tristeza. Cumplí su encargo tragándome las lágrimas junto a mis palabras y toda la rabia que sentía. Él se fue antes de que las flores llegaran a marchitarse.

Información adicional

Peso 600 g
Dimensiones 21 × 1 × 15 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Antes de que las flores llegaran a marchitarse. Marta Areces”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *